Actualidad

Ampliación de capital de ProRetina

ProRetina amplía capital que suscriben CAN, Real de Vellón, Sodena e Inveready.

La empresa navarra de base tecnológica se dedica a investigar un fármaco para la retinosis pigmentaria.

DN. PAMPLONA Sábado, 18 de septiembre de 2010 – 04:00 h.

ProRetina, compañía navarra del sector de la biotecnología cuya actividad consiste en desarrollar fármacos para el tratamiento de enfermedades de la retina, ha formalizado una ampliación de capital de 380.000 euros.

A esta ampliación han acudido los cuatro socios inversores que estaban ya presentes en la empresa: Corporación CAN, la sociedad pública navarra Sodena, Real de Vellón (fondo gestionado por Clave Mayor) y la sociedad de capital riesgo catalana Inveready, según informaron desde la empresa. Cada uno de los cuatro ha aportado en esta operación 95.000 euros para suscribir los 380.000 euros.

El capital social total queda, después de esta ampliación, fijado en 1,032 millones de euros, del los que algo menos de la mitad queda en manos de los socios inversores (poco menos del 12,5% cada uno) y el resto, algo más de la mitad, está controlado por los 15 socios fundadores de la empresa.

Esta ampliación se ha debido al cumplimiento de los objetivos y del desarrollo del proyecto. ProRetina Therapeutics SL, con domicilio social en Noáin, en las instalaciones del CEIN (Centro Europeo de Empresas e Innovación de Navarra), estudia la utilización de la proinsulina para el tratamiento de la retinosis pigmentaria, una enfermedad degenerativa de la retina de origen genético.

Esta enfermedad produce ceguera en la edad adulta temprana y no existe tratamiento eficaz para prevenirla, atenuarla o curarla. Esta enfermedad se produce en uno de cada 3.500 o 4.500 individuos. En el mundo se calcula que hay un millón de afectados, 15.000 en España.

Actualmente, el primer compuesto de ProRetina se encuentra en una situación preclínica avanzada, con el objetivo de iniciar en un año las fases clínicas del desarrollo farmacológico.

Laboratorio en Madrid

La empresa, además de tener la sede y la administración en Navarra, tiene su laboratorio en Madrid, en el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIB). Cuenta con cuatro trabajadores en Madrid y tres en Pamplona. El año que viene tiene previsto llegar a la decena en total.

El origen de esta iniciativa está en Madrid y en un grupo de investigadores del CIB, adscrito al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que estaban trabajando con el objetivo de buscar un medicamento para esta enfermedad. Para explotar los resultados que se obtenían se constituyó una empresa privada y así fue cómo, a través de una “spin off”, un grupo de investigadores impulsaron el nacimiento de la empresa en 2007.

Para Caja Navarra, esta inversión “contribuye a desarrollar el tejido empresarial navarro, especializado en biotecnología, y colabora en atraer nuevas sociedades complementarias a las que ya existen, con las que se crean sinergias y, por tanto, negocio y empleo de alta calidad”, según informó la entidad financiera.

Además, ProRetina mantiene contactos con otras empresas navarras del sector biomédico a las que CAN también apoya, como 3P biopharmaceuticals (participación del 5,63%), que trabaja en el desarrollo industrial de proteínas o con el proyecto CIMA Digna (participación del 8,12%), que investiga y desarrolla nuevos compuestos.